jueves, 20 de agosto de 2009

Él era un simple Turista en una Ciudad Extranjera. No imaginaba que una Espantosa Pesadilla estaría encarnada en un Inocente Vendedor Ambulante


11 comentarios:

elcuervodePoe dijo...

Luis Palomi debe tener dientes de acero.

Anai Le dijo...

Pero claro, ¡cómo no iba a comérselo!
Se ve que el tipo era una "blanca paloma".

El Profe dijo...

¡AGHHHHH! El dolor se siente desde aquí...

Luciano dijo...

Ese wow me hizo acordar a Don Juan y el Preguntón.

La Rubia dijo...

Por eso no hay que viajar sin un diccionario de la lengua local.

Tiburina dijo...

Uy me dieron ganas de garrapiñada.

rs dijo...

No no, no es un mal hombre. Mirá la angustia que le causaron al pobre señor!
Me gusta el italiano. Veo que estás (o estabas?) tomando lecciones.
Saludos.

Eva.

Benzen Kanemler dijo...

vaya tonto!

Corvina dijo...

Guadalupe era tu seudónimo por aquellos días? (gasp..)

Choropeitor dijo...

¡Buenas!

Sólo escribía para decirte que llegué a Hate por vos.

Me gustó mucho el prólogo que le hiciste. Me gustó mucho Hate.

También Moriremos como ratas es genial, aunque confieso que me costó más su lectura debido a la llamada "línea chunga".

Bueno, nada, eso.
¡Saludos!

valeroide dijo...

Gato loco!
Tás más loco que una cabra, mostror!